Dolores de crecimiento en los hijos

Vota este articulo
(0 votos)

Los “Dolores de crecimiento”, suelen ser comunes en los niños de cuatro a doce años, aunque no hay ninguna evidencia firme de que dichos dolores estén relacionados realmente con el crecimiento. 

Los llamados dolores de crecimiento en realidad son dolores musculares debido a la intensa actividad del infante. Estas actividades pueden ser correr, saltar, trepar, nadar, etc. Los dolores de crecimiento suelen ser más comunes después de que un niño tiene un día de deportes o mucha actividad de juego. 

Según la Academia Americana de Pediatría, estos se han relacionado con los días particularmente activos y no con el crecimiento. Son molestias reales para muchos niños; dolores que a menudo pueden despertar a los niños de su sueño.

Estos dolores pueden aparecer y desaparecer. Estos pueden ser experimentados durante meses o incluso años. La mayoría de los niños los superan al llegar a la adolescencia.

Los dolores de crecimiento desaparecen en la mañana. Por lo general, no interfieren con la capacidad del niño para practicar deportes o estar activo. Los estudios sugieren que los niños que tienen problemas de crecimiento pueden ser más sensibles al dolor. Los niños que tienen problemas de crecimiento también son más propensos a tener dolores de cabeza y dolor abdominal.

Algunas cosas que pueden ayudar a aliviar el dolor pueden ser:

· Masajear la zona

· Estiramiento

· Colocar una almohadilla térmica en el área

· Dando ibuprofeno o acetaminofeno


Generalmente, el ortopedista pediatra puede diagnosticar problemas de crecimiento mediante preguntas sobre la historia clínica, un examen y los síntomas de su hijo. Es importante descartar otras causas posibles del dolor antes de hacer el diagnóstico de dolores de crecimiento. Es por esto que es importante consultar al ortopedista pediátrico si piensa que su hijo presenta dolores en las extremidades.

Leido 542 veces

Búscanos en Facebook